diumenge, 6 d’octubre de 2013

És decisió teva...



Cuenta el periodista Sidney Harris que un día acompañó a un amigo a buscar el periódico a su puesto habitual. Cuando llegó al puesto su amigo saludó amablemente al vendedor y le pidió el periódico. El vendedor le contestó de manera brusca y desconsiderada y se lo dio despectivamente. Su amigo, no obstante, sonrió, le dio las gracias y le deseó un buen fin de semana. Al marchar, Sidney le dijo a su amigo: - Dime una cosa, ¿este vendedor es siempre tan maleducado? - Si -respondió su amigo-, suele comportarse habitualmente así. - Entonces, ¿por qué eres tan amable con una persona así? - Muy sencillo, PORQUE NO QUIERO QUE SEA ÉL QUIEN DECIDA COMO ME DEBO COMPORTAR YO

dissabte, 7 de setembre de 2013

Frase del dia

El futur no és el que passarà, sinó el que farem

José Luis Borges

dijous, 5 de setembre de 2013

Hay que tener un Amante


Muchas personas tienen un amante y otras quisieran tenerlo. Y también están las que no lo tienen, o las que lo tenían y lo perdieron. Y son generalmente estas dos últimas, las que vienen a mi consultorio para decirme que están tristes o que tienen distintos síntomas como insomnio, falta de voluntad, pesimismo, crisis de llanto o los más diversos dolores.
Me cuentan que sus vidas transcurren de manera monótona y sin expectativas, que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en qué ocupar su tiempo libre. En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas.
Antes de contarme esto ya habían visitado otros consultorios en los que recibieron la condolencia de un diagnóstico seguro:”Depresión” y la infaltable receta del antidepresivo de turno.
Entonces, después de que las escucho atentamente, les digo que no necesitan un antidepresivo; que lo que realmente necesitan, ES UN AMANTE
Es increíble ver la expresión de sus ojos cuando reciben mi veredicto. Están las que piensan: ¡Cómo es posible que un profesional se despache alegremente con una sugerencia tan poco científica!. Y también están las que escandalizadas se despiden y no vuelven nunca más
A las que deciden quedarse y no salen espantadas por el consejo, les doy la siguiente definición: Amante es: “Lo que nos apasiona”. Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces, no nos deja dormir. Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno. Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido.
A veces a nuestro amante lo encontramos en nuestra pareja, en otros casos en alguien que no es nuestra pareja. También solemos hallarlo en la investigación científica, en la literatura, en la música, en la política, en el deporte, en el trabajo cuando es vocacional, en la necesidad de trascender espiritualmente, en la amistad, en la buena mesa, en el estudio, o en el obsesivo placer de un hobby…En fin, es “alguien” o “algo” que nos pone de “novio con la vida” y nos aparta del triste destino de durar.
¿Y qué es durar? – Durar es tener miedo a vivir. Es dedicarse a espiar como viven los demás, es tomarse la presión, deambular por consultorios médicos, tomar remedios multicolores, alejarse de las gratificaciones, observar con decepción cada nueva arruga que nos devuelve el espejo, cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia. Durar es postergar la posibilidad de disfrutar hoy, esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento de que quizás podamos hacerlo mañana.
Por favor no te empeñes en durar, búscate un amante, se vos también un amante y un protagonista… de la vida. Pensá que lo trágico no es morir, al fin y al cabo la muerte tiene buena memoria y nunca se olvidó de nadie.
Lo trágico, es no animarse a vivir; mientras tanto y sin dudar, búscate un amante…
La psicología después de estudiar mucho sobre el tema descubrió algo trascendental:
“Para estar contento, activo y sentirse feliz, hay que estar de novio con la vida”.

http://brujulacuidador.com/2013/08/04/hay-que-tener-un-amante/


dimarts, 13 d’agost de 2013

Amélie m'a dit...




Solitaire, petit nuage rond
Dans le ciel, des formes à l'abandon...
La lumière, l'étincelle qui lui dit
Que la mienne se languit de lui, mais

J'appréhende l'ombre
Qu'il fait sur moi, quand ca n'va pas
Comprendre ses ombres,
L'aider s'il a, confiance en moi
Couper la machine, qui fait la pluie, changer la vie
Que tout est possible, c'est Amélie, qui me l'a dit...

Amélie a de l'or à donner
Mélodie de vie, c'est l'odyssée
L'Amélie c'est comme l'amitié
De la poésie au bout des lèvres

Amélie a de l'or à donner
Les mots d'Amélie sont pleins de miel
Amélie câline ou cajolée
Mélodie de vie, ode à la mienne

Solitaire dans mon photomaton
J'suis pas belle, mais c'est à l'unissons
Qu'on s'appelle, qu'on se cherche, on se suit, mais
Moi je veille. Amélie aussi.

Les lumières de mai
Elles si douces, si farouches
Dessinaient les gestes
Et du rouge, sur ma bouche ...
Mon maître à faire des galipettes
Solitaria, pequeña nube redonda
En el cielo, formas de abandono
La luz, la centella que le ha dicho
Que la mía sufre por él, pero

Yo atrapo la sombra
Que él hace sobre mí, cuando estoy mal
Comprender sus sombras
Ayudarle si confía en mí
Romper la máquina que hace la lluvia, cambiar la vida
Que todo es posible, me lo ha dicho Amélie

Amélie tiene oro para repartir
Melodía de vida, es la odisea
Amélie es como la amistad
De la poesía en la punta de los labios

Amélie tiene oro para repartir
Sus palabras están llenas de miel
Amélie, mimosa o adulada
Melodía de vida, oda a la mía

Solitaria en mi fotomatón
Yo no soy bella, pero no me importa
Porque nos llamamos, nos buscamos, nos seguimos
Me preocupa. Y a Amélie también.

Las luces de mayo
Tan dulces, tan feroces
Dibujaron los gestos
Y el rojo en mis labios
Mi maestro en fantasías

divendres, 9 d’agost de 2013

El hombrecito azul




En una ciudad azul,donde todo era azul,debajo de un árbol azul,descansa sobre el césped azul,un hombre azul todo vestido de azul.El hombre azul se desperezó y abrió sus ojos azules al cielo azul.De pronto vió rescostado a su lado a un hombre verde,vestido de verde.El hombre azul, entre sorprendido y asombrado le preguntó:_¿Y usted qué hace aquí?__¿Yo?_contestó el hombre verde_.Me escapé de otro cuento porque allí me aburría


Jorge Bucay -Cuenta Conmigo-

Cambiamos, es parte de nosotros, es una capacidad que todos tenemos. Cambios, unos más sustanciales que otros. No en la manera de pensar o de percibir,se van adecuando al medio o situaciones por las que atravesamos.Todas las experiencias que tenemos, sean buenas o malas, nos hacen crecer un poquito más. Nos hacen reflexionar,encontrarnos con nosotros mismos,incluso extrañarnos de lo que nos creíamos que jamás haríamos pero que resulta que somos capaces.Adaptarnos a cualquier situación tirando el muro que quizás no nos dejaba ver el otro lado, ver las cosas desde otro punto de vista.

dimarts, 6 d’agost de 2013

Fills del sol



Som els fills del sol
desperts quan tothom dorm
disposats a obrir camí
quan ningú té res a dir.

Creiem en l’amistat
i en la força de la veritat
abraçant totes les formes
fins i tot quan tanquen portes.

No ens han educat
encara no estem programats
escoltem el nostre cor
ens agradem tal i com som.

No ens fa res parlar
acceptem la nostra identitat
no coneixem la por
perquè no ens sentim mai sols.

Som fills de la vella Babilònia

I obrirem les portes d’un món nou
tot fent camí a la prosperitat
des-de la sinceritat
per aquests que encara no s’han trobat.

Som els fills del mar
que units fem un sol far
anem directes a la llum
fins i tot quan és tot fum.

Hem aprés junts a activar
cadascú la seva part
un dia vàrem descobrir
que el que hi ha fora surt de dins.

Massa temps desconnectats
de la pròpia autenticitat
hem vençut a la foscor
hem descobert el nostre to.

Tu també pots començar
pots caminar al nostre costat
segur que tu hi tens molt a dir
però potser has de fer-te sentir.

Som fills de la vella Babilònia

I obrirem les portes d’un nou món
tot fent camí a la prosperitat
des-de la sinceritat
per aquests que encara no s’han trobat.

Vaig néixer per poder cridar la sort
i escriure les regles del meu propi joc
canto per ser molt a prop de tu
sóc home, dona, nens i sóc com tu.

Des-de la humilitat
fent camí cap allà a on tot és veritat
des-de la sinceritat
per seguir fent passes sempre endavant.

Som fills de la vella Babilònia
I obrirem les portes d’un nou món
tot fent camí a la prosperitat
sentim respecte pels que no s’han trobat.

Vaig néixer per poder cridar la sort
fer les regles del meu propi joc
canto per ser molt a prop de tu
sóc home, dona, nens i sóc com tu.

Vaig néixer per poder cridar la sort
i fer les regles del meu propi joc
canto per ser molt a prop de tu
sóc home, dona, nens i sóc com tu.

Des-de la humilitat
fent camí cap allà a on tot és veritat
des-de la sinceritat
per seguir fent passes sempre endavant.

divendres, 2 d’agost de 2013

La visita de tu vida


Había una vez un señor que estaba haciendo una gira turística por Europa. Al llegar al Reino Unido compro en el aeropuerto una especia de Guía de los castillos de la isla. Algunos tenían días de visita y otros horarios muy estrictos. Pero el más llamativo era el que se presentaba como “La visita de tu vida”.
En las fotos, por lo menos, parecía un castillo ni más ni menos espectacular que otros, pero se lo recomendaba muy especialmente… Se explicaba allí que, por razones que después se comprenderían, las visitas no se pagaban por anticipado, pero era imprescindible pactar anticipadamente una cita, es decir, día y hora. Intrigado por lo diferente de la propuesta, el hombre llamo desde su hotel esa misma tarde y acordó un horario.
Las cosas han sido siempre iguales en el mundo, basta que uno tenga una cita importante, con hora precisa y necesidad de ser puntual para que todo se complique. Esta no fue una excepción y diez minutos mas tarde de la hora pactada el turista llego al palacio. Se presento ante un hombre con falda a cuadros que lo esperaba y que le dio la bienvenida.
-¿Los demás ya pasaron con el guía? - Pregunto, no viendo a ningún otro visitante.
-¿Los demás? – Repregunto el hombre- No. Las visitas son individuales y no tenemos guías que ofrecer.
Sin Hacer mención al horario, le explico un poco de la historia del castillo y le menciono algunas cosas sobre las que debía prestar atención. Las Pinturas en los muros. Las armaduras del altillo. Las maquinas de guerra del salón norte, debajo de la escalera, las catacumbas y la sala de torturas en la mazmorra. Dicho esto, Le dio una cuchara y le pidió que la sostuviera horizontalmente con la parte cóncava hacia el techo.
-¿Y esto? – Pregunto el visitante.
-Nosotros no cobramos un derecho de visita. Para evaluar el costo de su paseo recurrimos a este mecanismo. Cada visitante lleva una cuchara como esta llena hasta el borde de arena fina. Aquí cabe exactamente 100 gramos. Después de recorrer el castillo pesamos la arena que ha quedado en la cuchara y le cobramos una libra por cada gramo que haya perdido… Una manera de evaluar el coste de la limpieza –explico.
-¿Y si no pierdo ni un gramo?.
-Ah, mi querido señor, entonces su visita al castillo será gratuita.
Entre divertido y sorprendido por la propuesta, el hombre vio como el anfitrión colmaba de arena la cuchara y luego comenzó su viaje. Confiando en su pulso, subió las escaleras muy despacio y con la vista fija en la cuchara. Al llegar arriba, a la sala de armaduras, prefirió no entrar porque le pareció que el viento haría volar la arena y decidió bajar cuidadosamente. Al pasar junto al salón que exhibía las maquinas de guerra, debajo de la escalera, se dio cuenta que para verlas con detenimiento era necesario inclinarse forzadamente sosteniéndose de la barandilla. No era peligroso para su integridad, pero hacerlo implicaba la certeza de derramar algo del contenido de su cuchara, así que conformo con mirarlas desde lejos. Otro tanto le pasó con las mas que empinada escalera que conducía a las mazmorras. Por el pasillo de regreso al punto de partida, camino contento hacia el hombre de la falda escocesa que la aguardaba con una balanza. Allí vació el contenido de su cuchara y espero el dictamen del hombre.
-Asombrado, ha perdido menos de medio gramo –anuncio- , lo felicito, tal como usted predijo, esta visita le ha salido gratis.
-Gracias…
-¿Ha disfrutado la visita?-pregunto finalmente el de la recepción.
El turista dudo y por ultimo decidió ser sincero.
-La verdad es que no mucho. Estaba tan ocupado tratando de cuidar de la arena, que no tuve oportunidad de mirar lo que usted me señalo.
-Pero… Que barbaridad!... Mire, voy a hacer una excepción. Le voy a llenar otra vez la cuchara, porque es la norma, pero ahora olvídese de cuanto derrama, faltan 12 minutos para que llegue el próximo visitante. Vaya y regrese antes de que el llegue.
Sin perder tiempo, el hombre tomo la cuchara y corrió hacia el altillo, la llegar allí dio una mirada rápida a lo que había y bajo más que corriendo a las mazmorras llenando las escaleras de arena. No se quedo casi ni un momento porque los minutos pasaban y prácticamente voló hacia el pasaje debajo de la escalera, donde al inclinarse tratando de entrar se le cayo la cuchara y derramo todo el contenido. Miro su reloj, habían pasado 11 minutos. Dejo otra vez sin ver las maquinas y corrió hasta el hombre de la entrada a quien le entrego la cuchara vacía.
-Bueno, esta vez sin arena, pero no se preocupe, tenemos un rato. ¿Qué tal?¿Disfruto la visita?
Otra vez el visitante dudo unos momentos.
-La verdad es que no-contesto por fin-. Estuve tan ocupado en llegar antes que el otro, que perdí toda la arena pero igual no disfrute nada.
El hombre de la falda encendió la pipa y le dijo:
-Hay quienes recorren el castillo de su vida tratando de que no les cueste nada, y no lo pueden disfrutar. Hay otros tan apresurados en llegar pronto, que lo pierden todo sin disfrutarlo. Unos pocos aprenden esta lección y se toman su tiempo para cada recorrido. Descubren y disfrutan cada rincón, cada paso. Saben que no será gratuito, pero entienden que los costes de vivir valen la pena.


Uno de los cuentos de “Cuenta conmigo de Jorge Bucay.”